El origen del nombre

Se deseó que definiera en su denominación algo original, de raíz autóctona, por ello se solicitó la opinión del fundador Ernesto Sourrouille, que expresó textualmente en los párrafos principales de su interesante respuesta:

Es un poco difícil satisfacer el deseo de dar al nuevo Club de Golf una denominación correspondiente en la lengua nativas hablada en los tiempos pasados en la región, denotando “cancha de golf”, por no haber existido la cosa que se quiere nombrar.

Podemos emplear tranquilamente el araucano, por varias razones. La primera y principal es la riqueza de su vocabulario, ya que se trata de una lengua viva y perfectamente estudiada.

Si vamos ahora a nuestros palos (de golf) Tenían los mapuches o araucanos sus juegos, todos ellos verdaderos ejercicios de destreza, y entre otros la chueca indígena que, por sus caracteres, si no se identifica con el golf, presenta bastante similitud con él en el instrumental necesario para practicarlo: cancha, el palo, la pelota, tal juego se denominaba “palin”, derivado de “pali”, que era la bola con la cual se jugaba, impulsada por un palo que llamaban “hueño” (o “hueñu”) y el campo de juego era el “palihue” o “palígue”.

En conclusión, considero que Paligue Pali-Hue (palabra con acento grave y no agudo) es la denominación autóctona más aproximada para un club de golf”.

La decisión también incluyó la ubicación de Palihue al final de la denominación a la inversa de lo que habían realizado el Bahía Blanca Golf Club y muchos otros.