Historia

nuestra historia

El origen de todo

El Club de Golf «Palihue» se ubica en Bahía Blanca, donde el apacible arroyo Napostá serpentea a través de su paisaje, asegurando el suministro vital de agua para el riego y dotando a la cancha de una estética pintoresca y singular. El mismo nombre, «Palihue», tiene sus raíces en dos palabras de la lengua mapuche, evocando el significado de «lugar del juego del palín».

Los primeros capítulos de nuestra historia se remontan a diciembre de 1939, cuando un sueño comenzó a tomar forma. Fue el memorable 11 de diciembre cuando visionarios como Francisco Berardi, los hermanos Luis y León Galtier, junto a José María Marqueta, Agustín Montalbán, Arturo Otaño Etchevehere e Indalecio Ruiz se reunieron en el Club Argentino. En ese núcleo fundacional, la ambición de dar vida a una «entidad golfística» tomó forma. Dos resoluciones modestas en número pero gigantes en trascendencia se adoptaron en esa reunión: primero, la misión de reclutar 150 socios dispuestos a aportar $300 cada uno, sumando un total de $45,000 como cimiento para el proyecto; segundo, elegir y adquirir tierras donde florecieran 18 hoyos de juego.

El primer desafío

Estas no eran simples decisiones, sino audaces desafíos que requerían determinación y coraje. En las actas de aquel encuentro inaugural quedó sellada la designación de autoridades «provisorias» para dar impulso a la incipiente entidad: Francisco Berardi asumió la presidencia, acompañado por Rodolfo de los Santos y León de Iraeta en los roles de Secretario y Tesorero, respectivamente.

Apenas un mes más tarde, para el 10 de enero, ya habían conquistado el apoyo de los primeros 45 socios, cada uno contribuyendo con $150 como pago inicial, totalizando así $6,750, marcando el primero de muchos registros contables.

Una asamblea «especial» en febrero autorizó al presidente, al secretario y al tesorero, junto con León Galtier, Otaño y Mario Salvadori, a estampar sus firmas en los boletos de compra de los ansiados terrenos. El emblemático 6 de abril, la Comisión Provisoria compartió un asado con los socios fundadores en las mismas tierras que pronto albergarían la esencia de este noble deporte. El evento no solo simbolizó camaradería, sino también un rito de «posesión» de este territorio recién adquirido.

El 6 de abril la Comisión Provisoria compartió un asado con los socios fundadores en las mismas tierras que pronto albergaría al club.

Hacer el sueño realidad

Apenas seis días después, el 12 de abril de 1940, los fundadores se congregaron en la biblioteca del Club Argentino bajo la dirección de Berardi. Allí, las resoluciones se sucedieron con un propósito firme:

1) Ratificar las acciones de la directiva provisional,

2) Delegar en la primera Comisión Directiva la elección de los colores que nos representarían,

3) Aprobar los estatutos,

4) instaurar el primer ejercicio económico desde el 15 de abril hasta el mismo día del siguiente año, y así sucesivamente,

5) Determinar que el vicepresidente, el secretario, el pro-tesorero y dos vocales titulares permanecerían en sus cargos por un año, 6) elegir a los primeros líderes: León de Iraeta como presidente, Francisco Berardi como vicepresidente, Raúl Selva como secretario, Mario Salvadori como tesorero, Ricardo González como pro tesorero, Raúl Meyer como capitán, y como vocales titulares León Galtier, de los Santos, Marqueta y Otaño, junto con los vocales suplentes José F. Perriere, Montalbán y Henry Hardcastle.

Realidad y presente

Este punto de partida, repleto de visiones y convicciones, marcó el inicio de nuestra inolvidable travesía llena de pasión por el golf y de crecimiento constante. La cancha original comprendía 18 hoyos repartidos en una extensión total de 50 hectáreas, pero en los años noventa, una expansión de 40 hectáreas dio forma al diseño actual de 27 hoyos, manteniendo la esencia del par 72 original. Además, el club se enorgullece de presentar una cancha de pitch & putt de 9 hoyos.

Los fairways y greens del Club de Golf «Palihue» están rodeados de árboles majestuosos, incluyendo especies autóctonas que brindan refugio a una variada fauna de aves. Desde 1969, este hermoso rincón es el escenario del Campeonato Regional Norpatagónico, uno de los cinco Abiertos Regionales que enaltecen a nuestro país. En ese primer torneo, el ilustre Roberto de Vicenzo alzó el trofeo, marcando el inicio de una tradición de excelencia. Desde entonces, tanto profesionales como apasionados del golf han dejado su huella en este campo, consolidándolo como uno de los principales escenarios en el panorama mundial del golf.

Hoy nuestro club se distingue por su compromiso con la formación de nuevas generaciones. La Escuela de Menores, a lo largo de las décadas, ha impartido no solo los fundamentos técnicos de este deporte, sino también los valores éticos y las normas que lo rigen. Este esfuerzo educativo ha florecido en forma de talentosos golfistas que han destacado tanto en el ámbito nacional como internacional. Además, los equipos de damas y caballeros han levantado en alto el nombre del club, conquistando numerosos Campeonatos Interclubes en distintas divisiones, demostrando una y otra vez su destreza y espíritu inquebrantable.

En resumen, el Club de Golf Palihue no es solo un campo de juego, sino un santuario de la pasión, la superación y la camaradería. Cada golpe, cada hoyo, cada victoria y cada desafío nos recuerdan que somos capaces de alcanzar alturas insospechadas cuando abrazamos con fervor aquello que amamos. En este rincón donde historia y futuro convergen, el espíritu del golf y la determinación de los golfistas se entrelazan, creando una sinfonía de logros y momentos memorables que inspiran a todos los que tienen el privilegio de formar parte.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?